Age of Empires Wiki
Advertisement
Age of Empires Wiki
Civilización Árbol Tecnológico Estrategia


La banda sonora de los Hunos en la Definitive Edition

Los hunos son una civilización de Age of Empires II: The Conquerors originaria de las estepas del centro de Asia; siendo uno de los pocos grupos que invadió el este de Europa y tumbó el Imperio Romano. A simple vista es una civilización fácil de usar debido a su caballería y arqueros a caballo, pero tiene sus desventajas. La infantería es débil, sus defensas pobres y fallan económicamente en la Edad Imperial.

Características

Unidad única

Tarcano Icono-DE.png Tarcano: Caballería con ataque adicional a edificios.

Tecnologías únicas

TecnoUnicaCastillos-DE.png Razias: Los tarcanos se pueden crear en el Establo.
TecnoUnicaImperial-DE.png Ateísmo: Las victorias por Maravilla o reliquias +100 años. Espías y Traición es un 50% más barato.

Bonificaciones de civilización

Bonificación de equipo

Los establos trabajan un 20% más rápido.

Cambios

The Conquerors

The Forgotten

  • La Caballería de arqueros es un 15%/25% más barata en la Edad de los Castillos/Imperial.
  • El Galeón artillado fue eliminado de su árbol tecnológico.
  • Grúa eliminado de su árbol tecnológico.
  • Razias introducido. Cuesta 500 alimento, 200 oro.
  • Los Tarcanos de No-Élite tienen 100 PR y 8 ataque.

The African Kingdoms

  • La Caballería de arqueros es ahora un 10%/20% más barata en la Edad de los Castillos/Imperial.
  • Razias ahora cuesta 300 madera, 200 oro.
  • Inicialmente podían desarrollar Aspillera en Cruz. Con el parche 4.8, fue eliminado de su árbol tecnológico.
  • Con el parche 4.8, los Tarcanos tienen 3 de armadura anti-proyectil (4 para los de Élite).

Definitive Edition

  • Inicialmente podían desarrollar Suministros. Con la actualización 37650, fue eliminado de su árbol tecnológico.

Diálogos

Históricamente, la lengua franca del Imperio Huno era el gótico. En el juego, los Hunos hablan mongol, dado que la descripción física que dio Prisco de Atila sugiere fuertemente que los hunos eran originarios del noroeste de Asia.

General
  • tiim uu (тийм уу/ᠲᠡᠶᠢᠮᠦ ᠤᠤ)- Sí
  • zuite
  • za za (за за) - Okay
  • belen baina (бэлэн байна) - Listo
  • bi bodhroy/-o
  • zasah - Correcto
  • amar menduu (амар мэндуу) - Hola (también significa '¿Qué tal?')
  • tek kim
  • modchin (модчин/ᠮᠣᠳᠣᠴᠢᠨ) - Leñador; se traduce a 'carpintero'
  • amtin tejeegch - Recolector [amhuntujudge]
  • anchin (анчин) - Cazador
  • zagaschin/zaskching - Pescador
  • Hudachmuyrchtytch/Hudahoihrooch - Granja
  • uurhaichin (уурхайчин) - Minero
  • barilgachin (барилгачин) - Constructor
  • zasvarchin (засварчин) - Reparador
  • tushaal sons - Sus órdenes
  • Bechin
  • khim
  • ouskhri
  • mehiin yosloyo
  • hurailan davsh - Atacar
  • aeltchant - Atacar
Monjes
  • soyuchri
  • amr ueno
  • sowaeh sanz
  • tsa tzutey
  • bosrous no
  • bodhray
  • tiimo (тиймо) - Sí

Historia

Los hunos eran un pueblo nómada procedente de la zona de Mongolia, en Asia Central, que empezó a emigrar hacia el oeste en el siglo tercero, probablemente a causa de cambios climáticos. Los caballos tenían una gran importancia para este pueblo, habituado a luchar a caballo utilizando como armamento lanzas y arcos. Emigraron con sus familias y grandes rebaños de caballos y otros animales domésticos en busca de nuevas tierras de pastos donde instalarse. Por su destreza y disciplina militares, nadie fue capaz de detenerlos y desplazaron a todos los que encontraron a su paso. Provocaron así una oleada de migraciones, ya que los pueblos huían antes de que llegaran para no encontrarse con ellos. Este efecto dominó de grandes masas bordeó el frente impenetrable que representaba Constantinopla y el Imperio romano de Oriente, extendiéndose por las orillas del Danubio y el Rin hasta que aplastaron el Imperio romano de Occidente en el año 476.

Los hunos encontraron tierras que les convenían en la llanura húngara de Europa oriental y allí se establecieron, ubicando su sede central en la ciudad de Szeged, a orillas del río Tisza. Necesitaban grandes extensiones de pastos para proporcionar forraje a sus caballos y otros animales. Desde esta llanura, controlaron mediante alianzas o conquistas un imperio que acabó por extenderse desde los montes Urales de Rusia hasta la orilla del Rin en Francia.

Los hunos eran excelentes jinetes, que entrenaban para la monta desde corta edad, y se cree que fueron los primeros en utilizar el estribo, elemento de suma importancia para aumentar el poder de lucha de un hombre a caballo con la lanza en ristre. Sembraron el terror en sus enemigos por la rapidez con la que se movían y cambiaban de caballo varias veces al día para mantener este dominio. Una segunda ventaja fueron los arcos compuestos, bastante superiores a cualquier arma utilizada en aquella época en Occidente. De pie y apoyados en los estribos, podían disparar por el frente, por los costados y por detrás. Sus tácticas se caracterizaron por la sorpresa, los ataques relámpago y el terror que producían después. Constituían un ejército de caballería ligera y su estructura política se basaba en un líder carismático que les guiaba hacia un objetivo.

El poder de los hunos llegó a su punto álgido durante el mandato de Atila, que fue nombrado líder de los hunos en el año 433 e inició una serie de ataques en el sur de Rusia y en Persia. Posteriormente centró su atención en los Balcanes, causando tal terror y estragos en dos importantes asaltos que le pagaron para que se retirara. En el año 450 se dirigió hacia el Imperio de Occidente, cruzando el Rin al norte de Maguncia con aproximadamente 100.000 guerreros. Avanzó en un frente de más de 150 kilómetros y saqueó la mayor parte de ciudades de lo que es hoy el norte de Francia. El general romano Aecio preparó para combatirlos un ejército galorromano y avanzó contra Atila, que estaba asediando la ciudad de Orleans. En la batalla de los Campos Cataláunicos, las tropas de Atila fueron derrotadas, aunque no destruidas.

La derrota de los Campos Cataláunicos está considerada como una de las batallas más decisivas de la historia, ya que habría podido significar el fin de la religión cristiana en Europa occidental y, tal vez, el dominio de la zona por pueblos asiáticos.

Posteriormente, Atila invadió Italia en busca de nuevos botines. Cuando entró en ella, numerosos refugiados escaparon a las islas cercanas de la costa y fundaron, según la tradición, la ciudad de Venecia. Aunque las tropas romanas fueron derrotadas y los ejércitos más importantes del país aún se encontraban en la Galia, los hunos también estaban debilitados, tras numerosas campañas, enfermedades y hambrunas en Italia. En un encuentro trascendental con el Papa León I, Atila aceptó retirarse.

El imperio de los hunos se desintegró en el año 453 tras la muerte de Atila, pues no había ningún líder fuerte que consiguiera mantener la unidad del pueblo. Los pueblos sometidos se sublevaron y las diferentes facciones se enfrentaron para conseguir el poder. Con el tiempo el imperio se deshizo con la llegada de nuevos invasores, como los ávaros, y desapareció de la historia.


Advertisement