El león y el Demonio es el sexto y último escenario de la campaña de Saladino de Age of Empires II: The Age of Kings. El objetivo principal es construir una Maravilla y defenderla de los enemigos. El jugador comienza con una ciudadela rodeada por muros y dos "Torres especiales". Además, los Mamelucos, las unidades navales, la caballería pesada de arqueros y los Arqueros de los Ojos estarán a tu disposición.

"La Ciudad de Acre. Llevo al lado de Saladino casi veintiún años. Cuando las noticias de la victoria sarracena de Jerusalén llegaron a Europa, se inició otra Cruzada. Los reyes de las tres ciudades más poderosas de Europa -Inglaterra, Francia y el Sacro Imperio Romano- enviaron a Tierra Santa cientos de miles de cruzados. Saladino sabe que su enemigo más peligroso es el inglés Ricardo Corazón de León, un brillante estratega que aprendió el arte de la guerra luchando contra su propio padre. Construye fortalezas colosales y siempre lucha en primera línea: el ideal de un guerrero romántico. El ejército de Ricardo ha desembarcado cerca de Acre. Muchos de los hombres de Saladino están atrapados en la ciudad, cuyas murallas son golpeadas por dos monstruosas catapultas. Si Ricardo vence aquí a nuestro ejército, no encontrará resistencia para tomar Jerusalén. Saladino sabe que está en el momento culminante de su Jihad. Todos los estados cruzados han sido recuperados . Si los sarracenos consiguen defender Acre, los europeos se verán obligados a volver a su casa. Si toman Acre, empezará una vez más la pesadilla de siglos de eterna guerra, de ataques y contraataques. Las victorias de Saladino habrán sido en vano."

Instrucciones

Condiciones de partida

Objetivos

Pistas

  • Dirigir una gran ciudad puede ser confuso. Podría resultar de gran ayuda reconstruir edificios militares donde puedas encontrarlos fácilmente.
  • Cuando estés preparado para construir la Maravilla, puedes eliminar algunas casas para hacer sitio.
  • Atacar pronto a tus enemigos puede beneficiarte mas tarde, pero sé cuidadoso al aventurarte fuera de los muros de Acre.

Estrategia

Aunque el objetivo es construir una Maravilla y defenderla, se aconseja el uso de uno de los recursos que empiezan a montar una defensa amplia. La guarnición de los arqueros de los ojos en torres y el uso de la caballería para acabar con las armas de asedio enemigos es una de las prioridades que se pueden tomar en esta misión. Los francos enviarán Cañones de asedio, Jerusalén enviará Trebuchets, y Ricardo Corazón de León va a enviar sus Trebuchets especiales (Honda de Dios y Mal Vecino).

El jugador debe utilizar Pesqueros para la alimentación, a la vez que empiece la construcción de una pequeña armada para defenderse de los ataques navales de los Genoveses. Será peligroso ir por un tiempo, pero finalmente llegará el momento de atacar. El jugador puede notar Aldeanos enemigos hacia el este de su fortaleza; hay una mina de oro, al este de Acre, a través de un pequeño río. Lo que esto significa es que la IA ha agotado sus propias reservas de oro, y ahora están desesperados. Con un ejército de Arbalestas y Arqueros de los Ojos, junto con algunos aldeanos, el jugador debe tomar la mina por sí mismo, además de construir un castillo en la colina cercana a esta mina.

Jerusalén es el primer objetivo del jugador. Su asentamiento se encuentra al este de Acre. Tienen algunas torres, un castillo, y están bien protegidos con los Campeones y Camellos. El jugador debe usar a los Arqueros de los Ojos y Ballestas para encargarse de las tropas, y también debe utilizar los Cañones de Asedio para derribar las torres y castillos. Sería aconsejable implementar un elemento de caballería, así, como Ricardo va a acudir en ayuda de Jerusalén con los Arqueros de tiro largo. Persia, por ahora, habrá dejado a los Elefantes de guerra. Si el jugador todavía los tiene, es posible que desee utilizarlos para asaltar Jerusalén, o mantenerlos a raya de la otra IA de los enemigos.

Después de que Jerusalén este derrotado, el jugador habrá ganado algo de espacio para respirar. Por ahora, el jugador debe tener un montón de oro. Ricardo y los francos probablemente también estarán enviando cada vez menos ataques, al igual que los templarios, ahora que sus reservas de oro se han ido. Por fin, el jugador tiene la opción de construir una Maravilla y mantenerla. Primero, debe eliminar las casas que se ubican al norte de tus dos Talleres de asedio y luego poner el plan en marcha. Si aguanta los 300 años, ganarás el escenario.

"El primer año de mi libertad. La lucha ha terminado. El fuego de conquista de Ricardo se ha apagado. Los dos respetados adversarios han empezado a hablar, finalmente, de paz. La guerra no es propicia para la salud de los hombres. Ricardo enfermó con fiebre. Como Saladino respeta a su enemigo, le envió fruta y nieve de las montañas para fortalecerle. Al poco tiempo Ricardo se embarcó con rumbo a Inglaterra. La Tercera Cruzada había llegado a su fin. El acuerdo final fue firmado el 2 de septiembre de 1192. Según sus términos, Jerusalén permanece en manos sarracenas, pero se debe permitir a los peregrinos cristianos que visiten los lugares sagrados, con libertad y seguridad. Parece un compromiso adecuado para una guerra librada por la religión y la tierra. La guerra ha terminado pero creo que nunca volveré a Normandía. Quiero ver las fundiciones de acero de Damasco y los jardines del Califa en Bagdad. Todavía no he visto el poderoso Krak de los Caballeros, la que fue la fortaleza de los caballeros templarios. Hay lugares extraordinarios en Tierra Santa y puedo pasar aquí toda una vida. La paz reina en Tierra Santa... de momento. Desafortunadamente, en un territorio tan pequeño, que alberga tantas culturas diferentes y que es cuna de tres de las más grandes religiones del mundo, sospecho que la sangre volverá a manchar la arena algún día."

Curiosidades

  • En la vida real, Saladino perdió la batalla de Acre ante Ricardo II y la ciudad siguió siendo el principal bastión de los reinos de los cruzados durante el resto de las Cruzadas. La verdadera batalla también funcionó como un "asedio dentro de un asedio", con el ejército de Ricardo Corazón de León sitiando a Acre y un gran ejército sarraceno fuera de la ciudad atacando al ejército cruzado varias veces para aliviar la agotada guarnición de la ciudad, pero rechazándola cada vez. Este forma no fue utilizada por los desarrolladores del juego para evitar una similitud con el escenario de Alesia en la campaña de Ave Caesar en Age of Empires: The Rise of Rome.
  • Históricamente, Mal Vecino y Honda de Dios pertenecían a Felipe II de Francia en lugar de Ricardo Corazón de León.
  • La isla cercana a Acre en este escenario no existe en la realidad.
  • La adición de Jerusalén como enemigo esta mal incluida; Jerusalén había sido capturada por Saladino y, por lo tanto, estaba bajo control musulmán. Sin embargo, como el Asedio de Acre había sido comenzado por el Rey Guy de Jerusalén (actuando como una especie de ejército cruzado del "gobierno en el exilio"), simplemente están presentes como otro enemigo. Los desarrolladores, por cualquier razón, ponen menos esfuerzo en describir a los otros aliados de Ricardo (los Francos liderados por el Rey Felipe II de Francia y Jerusalén por el Rey Guy). No obstante, después de Acre, Saladino fue derrotado nuevamente por los cruzados en Arsuf (no incluida en la campaña para no alterar la originalidad del juego), y poco después se negoció un acuerdo entre Ricardo y Saladino, que se explicó parcialmente al final de la campaña. Acre se convertiría en la nueva sede del gobierno para el Reino de Jerusalén, hasta que también cayera en manos de los musulmanes en mayo de 1291.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.